Qué somosServicios proyectos participa BlogTienda

Vol.1_MAPEANDO PSICOGEOGRAFÍAS. [ Meta.Mapa.Mundo.Redretro ] [ v.1.4 ]



Leo, desde la orilla onírica del Pacífico, en la revista Letras Libres de México, un interesante artículo(1) de Jorge Degetau, sobre el uso de la cartografía utilizada como herramienta de poder. "Arno Peters, cartógrafo berlines, señaló las implicaciones políticas del mapeo, una actividad impregnada, según el de la dinámica del poder... según Peters, el mapamundi al que estamos acostumbrados, llamado Mapa Mercator, (Gerardus Mercator lo publicó en 1956) representa de modo injusto, el tamaño de ciertos países, sobre todo de los subdesarrollados”

Peters creó un mapa en el que se representa el area geográfica de cada país sin reparar en su PIB (Producto Interior Bruto), su poder militar o su influencia cultural, ni en las necesidades de navegación. Aunque el mapa fue finalmente descartado a favor de la Proyección Mercator, la Proyección Peters provocó un rico afluente de ideas acerca del echo de cómo nos miramos.

Dice Degateu que “Si pensamos en los mapas como mensajes, entenderemos que interpretan la realidad y la reproducción de acuerdo con ciertas necesidades y limitaciones: qué incluir, qué dejar fuera, qué mostrar en un lugar ligeramente alterado, ese es el oficio del cartógrafo, símil directo del escritor (…) por ello los mapas no son correctos o incorrectos: sólo tienen ventajas o desventajas, son adecuados para algo o significativos para cierta audiencia”

El Mapeo desde la aparición de Diox Google, se ha convertido en un derecho inalienable del navegante cibernauta, para utilizarlo de maneras diversas, para desplazarse por la superficie del globo sobre la física madre tierra o para crear mundos absolutamente paralelos, virtuales, y nichos de ensoñación. Hoy más que nunca, la geografía se a democratizado. Hoy cada individuo puede crear su propio mapa, Mi mapa no es tu Mapa, leí una vez. Que cada cual le ponga la piel que quiera a este animal extraño llamado ensoñación. La nuestra tiene cara de subterráneo metropolitano. El mundo hoy más que nunca está interconectado. La aldea global es una realidad, es algo más que una realidad, es la imagen que tenemos, de esa realidad, es la forma en la que nos miramos. ¿Nos miramos?. ¿O simplemente corremos hacia el placer y la peseta?. Hacia el nihilismo; “el sentido será sustituido por la utilidad y todo individuo decidirá lo que es útil y cuando lo es”(2)

Hoy más que nunca el juego es un derecho. La sociedad del entretenimiento así lo decreta. Como Guy Debord escribió: “Ese hombre despreciable que es el espectador”. Todos al fin y al cabo somos espectadores. A todos nos gusta mirar una realidad que no sea la nuestra. Todos somos usuarios de este mundo loco. Pero no todos usamos los mismos canales de distribución de la energía.

La Redretro no está sola en esta en esta búsqueda de canales para abrir nuevos caminos conceptuales a una experiencia a través del transporte público. Entre las propuestas más próximas se encuentra la Metro.net del artista Martin Kippenberger, desde 1993 hasta su muerte en 1997, Kippenberger planificó varias estaciones de metro como parte de un sistema suburbano global, llegando a desarrollar varias entradas a las mismas, entradas a ninguna parte, a un sistema de la imaginación. Así conceptualmente unió a Syros en Grecia con Dawson City en Canada o con Kassel en Alemania.



Aunque hay mucho en común con la Redretro, en particular la búsqueda de situaciones que rompan la monotonía, y critiquen lo cotidiano con un guiño y una ensoñación, probablemente son mayores las diferencias entre ambas iniciativas. Mientras Metro.net se desarrollaba como una red de transporte inexistente para crear su sistema, la Redretro toma como punto de partida las diferentes redes de transporte público ya existentes para desde esa realidad cotidiana ofrecer una transformación que por un instante físico la rompa y levantar un nuevo canal a la ensoñación a través de esas experiencias. Y mientras una cartografía global nunca se articuló como un componente esencial para Kippenberger la Redretro busca desde su fundación mecanismos para conceptualizar y compartir estas intervenciones convirtiéndolas en su propio organismo.

Desde la Redretro llevamos ya cuatro años cartografiando cierta psicogeografía. Mapear la hiperrealidad de la que hablaba Nam June Paik es una tarea complicada donde evidentemente somos diletantes en busca de una pequeña brecha de luz al final de este túnel que vamos cavando tranquilos con nuestra técnica de la cucharita.





La Red de Transporte Onírico™ en este momento (Marzo 2010) cuenta con 87™ estaciones distribuidas en cinco neuronas básicas, conocidas como Madrid, Valencia, Buenos Aires, Berlin y México. Abiertas en forma de raíz bajo el suelo de la realidad cruda de cada metropolitano del mundo. Un submundo onírico por el que viajar. Así hemos decidido representar esta “otra realidad”. El tablero está sobre la mesa. Esta es la visión en dos dimensiones, un trabajo en construcción, coordinado por el Operario Amorós (R™), quien lo mima y lo acaricia para que siga latiendo. Varios Operarios más colaboran en la actualidad en varias áreas de desarrollo onírico. Nuestra pequeña criatura tiene cuatro años, y esa es una edad para jugar, con la sencillez de un niño y el ingenio de un loco.

La versión global de la neurona en 3d es un proyecto en el baúl, pero su gráfica es tan sencilla como ir añadiendo, las formas limpias de tipografía y color de cada nuevo nodo que que se quiera añadir ala red neuronal de transporte onírico. Las estaciones transformadas por la Redretro iran apareciendo a modo de lucecitas que se desplazan lentamente por todos los brazos de su respectiva neurona. Las puertas hacia la hiperrealidad no estarán fijas en un mismo lugar. Serán moviles dentro del area neuronal de su propia ciudad.




Por el momento estamos construyendo el Meta Mapamundi Redretro. Limando su usabilidad. Pero ciertos trayectos son absolutamente realizables. Hemos de empezar a cruzar distintos recorridos entre nodos. Hacer preguntas y obtener más preguntas a cambio. Volver a tirar el dado dadá.


Clicar para visualizar en detalle (1.9 MB JPG)
Clicar para visualizar en Set Flickr

Me
inquieta por ejemplo
cierto trayecto resalizable en la Redretro
entre
Kaiser Dummy™ en la ciudad de Berlín y Patriotismo™ en la Ciudad de México. ¿Que podría suceder en ese recorrido?. ¿Y entre Voltaire™ en Berlín y Picasso™ en Valencia? Ese tipo de propuesta es la que lanzo sobre el tablero para todos
aquellos operarios y usuarios que quieran disponer
de nuestros servicios. Atrévanse a viajar por
la Redretro y
cuéntenos
sus
ex
per
i
e
n
c
i
a
s
.
.


Es importante disponer de algún tipo de sistema para transportarse en este mundo raro. En vez de buscar señales en el universo o en el cielo, buscamos señales en la ciudad, para subvertir significados y crear trayectos emocionales paralelos. Para inventarnos una nueva vía. Una religión. Un dios. Diositos. Mecanismos contra la estupidez y el delirio universal. Escusas. Escusados. Duchamp. Do Dadá. Se Free. Be Trompe. Vini. Vinilo. Vinci.™

México. Febrero. 2010
Operario A™
Atico™



(1)
Mapas. Otra Cartografía. Letras Libres. México. Junio 2009.

(2)
Rob Riemen. Fé,ética y verdad en el siglo XXI.Letras Libres Febrero 2009)
Incio